e-Research: fundamentos metodológicos y aplicaciones a la investigación sobre el español LE/L2

E-RESEARCH

Fundamentos metodologicos у aplicaciones a la investigacion sobre el espanol LE/L2

Mar Cruz Pinol

Resumen

En este capitulo se revisan los fundamentos teoricos у metodologicos que contextualizan el uso de las tecnologlas para la investigacion sobre el espanol сото LE/L2. Asi, en primer lugar, se analizan los conceptos de e-Research, Humanidades Digitales e Investigacion Aumentada. El siguiente apartado aborda cuestiones formales relacionadas con el termino e-Research, a partir de estudios que analizan la incorporacion al espanol de otros terminos relaciona- dos con las tecnologias y, a la vez, considerando la observacion de las tenden- cias evolutivas que suelen experimentar estos neologismos. A continuation, se presentan otros conceptos estrechamente vinculados con el de e-Research: el Entorno Personal de Investigacion (EPI), la intoxication у las folcsonomias. Seguidamente, se describen las principales lineas de investigacion en torno al espanol сото LE/L2 para, por una parte, mostrar сото todas se nutren de los tres pilares que caracterizan la investigacion con tecnologias (el manejo de grandes cantidades de datos, la elaboration у la multidisciplinariedad) y, por otra, para destacar la necesidad de visibilizar esta investigacion. Finalmente, se presentan los objetivos у los contenidos del volumen.

e-Research: entre el concepto y el término

Cuando se publico Research Methods and the New Media (Williams, Rice у Rogers 1988), muy pocas personas sabian que era Internet; sin embargo, los autores de aquel libro ya presagiaron que los entonces llamados nuevos medios (new media) comportarian cambios у retos en la investigacion. Quince aftos mas tarde se edito E-Research: Methods, Strategies, and Issues (Anderson у Kanuka 2003) у poco despues vieron la luz Virtual Research Environments: From Portals to Science Gateways (Allan

2009), E-Research: Transformation in Scholarly Practice (Jankowski 2009), E-Research Collaboration. Theory, Techniques and Challenges (Anandarajan у Anandarajan 2010), Collaborative and Distributed E-Research: Innovations in Technologies, Strategies, and Applications (Juan et al. 2012) у The SAGE Handbook of Online Research Methods (Fielding, Lee у Blank 2017). Estas publicaciones, entre otras, son una clara muestra de que el siglo XXI comenzo con un destacable interes por el tema que nos ocupa.

Bajo las denominaciones e-Research, Virtual Research у Online Research se viene abordando la relation entre las tecnologias у la investigacion academica. En este sentido, si bien los instrumentos у los recursos tecnologicos concretos evolucionan a gran velocidad, hay unas bases fundamentales que pernranecen a lo largo de las decadas. Asi, mas alia de las herramientas tecnologicas que se usen en cada caso, la esencia del concepto de e-Research se caracteriza por:

1 El manejo de gran cantidad de datos

En la actualidad es posible acceder a una cantidad de datos que seria muy dificil gestionar de forma manual. Asi, es bien sabido que las tecnologias resultan fundamentales, primero, en la recogida у compilation de los datos; despues, en la recuperation para poderlos analizar y, finalmente, en la presentation de los resultados. En este contexto, la investigacion orientada por los datos (data- driven research) obliga a replantear la metodologia у la epistemologia (Verbert et al. 2012; Mazzocchi 2015; Kar у Dwivedi 2020, entre otros).

2 Di comunicacion у la colaboracion

Las redes de telecomunicacion son, en esencia, sociales. En consecuencia, cuando se habla de e-Research son fundamentales las comunidades en las que se establecen lazos humanos mediante las tecnologias: unos entornos que cons- truyen verdaderas microsociedades susceptibles de ser analizadas desde pers- pectivas etnograficas (Hine 2000; Fielding, Lee у Blank 2017).

3 Di multidisciplinariedad у la internationalization

En una era en la que la especializacion se ha llevado a extremos que en oca- siones buscan parcelar el conocimiento hasta lo imposible, se requiere, al mismo tiempo, que los investigadores manejen conocimientos sobre muchas areas у que esten preparados para trabajar con colegas de otras especialidades (Mairal у Faber 2020). Ademas, los equipos de investigacion ya no estan limi- tados por la ubicacion geografica, puesto que las tecnologias han convertido en algo normal la colaboracion a distancia.

Si bien el concepto de e-Rcseach esta mas extendido en las ciencias, tambien se ha escrito sobre su vinculacion con la Lingiiistica (Beermann у Mihaylov 2011) y, mucho mas, con las Ciencias Sociales у las Humanidades (Arthur 2009, 2012; Anandarajan у Anandarajan 2010; Estalella у Ardevol 2011; Arcila Calderon 2013a, 2013b; Arcila Calderon, Pinuel Raigada у Calderin Cruz 2013; Fielding, Lee у Blank 2017; Wishart у Thomas 2017). Cuando se aplica a la investigacion en Humanidades, se relaciona con las denominadas Humanidades Digitales (HD);

y, si se trata espedficamente de estudios relacionados con la lengua у la cultura hispanica, con las HD Hispanicas (Bueno Alonso 2001; Priani Saiso et al. 2003; Romero Frias у Sanchez Gonzalez 2014; Spence у Gonzalez-Bianco 2014; Del Rio Riande 2016; Trigo 2017; Romero Frias у Bocanegra Barbecho 2018). La vinculacion de las HD con la investigation en torno al espanol сото LE/L2 sera el objeto del capitulo 2 del presente volumen.

Tambien son relevantes otros conceptos vinculados con el de e-Research. Por una parte, la Investigacion Aumentada (IA, termino acuiiado por Pena-Lopez 2014; GITE 2015), que, en un juego de palabras con “realidad aumentada”, pone el enfasis en que las tecnologias abren un sinfin de vias para enriquecer la investigacion. Del mismo modo, desde la perspective etica, cobran especial relevancia todas las cuestiones relacionadas con las desigualdades digitales (digital divide) у con la accesibilidad (veanse, a modo de ejemplo, los congresos de DSAI: http://dsai. ws/). En definitive, resulta evidente que, en el mundo academico mediado por las tecnologias (computer-mediated), la generation de conocimiento no es ajena a la complejidad de la sociedad actual (Barnett 2000).

Atencion especial merece el propio termino e-Research. En primer lugar, podria resultar sorprendente que en un libro sobre la ensenanza del espanol optemos por la denomination prestada en lugar de recurrir a adaptaciones сото “e-Investigacion”. No obstante, la adoption aqui del termino en ingles responde a su uso mayoritario en la literatura cientifica incluso en lengua espaiiola. Sin embargo, puesto que se trata de un termino reciente, no disponemos de suficientes datos sobre su uso, por lo que no nos queda mas option que dejarnos guiar por las analogias con otras palabras semejantes. Asi, por ejemplo, sabemos que la tendencia de la lengua espa- ftola en el ambito de las tecnologias, у en particular en el lexico de Internet, suele ser que se impongan los anglicismos (Ciro 2014; Muiioz-Basols 2016), de modo que hoy solo en las hemerotecas encontramos rastros de aquellas propuestas his- panizantes que se lanzaron a finales del siglo XX, сото “emilio” en lugar de e-mail (Marcos Marin 2000; Stavans 2001; Soler-Espiauba 2002) у “malla” о “telarana” por web (Millan 1999b, 2001).

Otras cuestiones morfosintacticas que afectan al termino que nos ocupa son el genero gramatical у la presencia о no de articulo, una decision que, a falta de una normativa al respecto, hemos dejado en ntanos de los autores de los capitulos. Para el titulo del volumen hemos optado por la forma sin articulo, tonrando de nuevo сото referenda el camino que siguio un termino similar, en este caso, “Internet”, que con el paso de los anos tendio a usarse, cada vez mas, sin articulo (Cruz Pinol 2002). En cuanto al genero gramatical, siguiendo con el mismo ejemplo, una busqueda en Google Books Ngram Viewer nos muestra una ligera tendencia creciente del uso de la combination ‘el Internet’ por encima de ‘la Internet’; y, si buscamos la secuencia ‘Internet de las cosas’ en CORPES (Corpus del espanol del siglo XXI), comprobamos que aparece precedida tanto del articulo femenino сото del masculino, una ambivalencia morfologica que se nrantiene en la version 23.2 del Dicciortario de la lengua espaiiola (Real Academia Espanola 2018). Del mismo modo, si buscamos la palabra clave ‘Internet’ precedida de articulo en el Corpus del espa- fiol. Web/Dialectos, los resultados muestran casos con articulos en ambos generos, aunque el masculino es mas frecuente; у la btisqueda en CORPES de ‘la Internet’ nos muestra que era frecuente en el periodo 2001-2010 (en todo el ambito his- panohablante), mientras que actualmente esta option se ha reducido considerable- mente у se ha concentrado en algunas zonas de America Latina.

Los ejemplos mencionados hasta aqui son solo una pequena muestra que nos indica que, cuando se trata de terminologia, debemos observar la evolution de la lengua, recurrir a analogias у adoptar soluciones consensuadas (Belda Medina 2003). Y, en el caso particular de la terminologia informatica, hay que considerar tambien las dificultades derivadas de la adaptation de los anglicismos a la mor- fologia de la lengua espanola. Entrar en este terreno nos alejaria del objetivo de este libro, puesto que deberiamos considerar tambien factores sociolingiiisticos tales сото las actitudes hacia los prestamos por parte de las instituciones que regulan la politica lingiiistica del idioma (Munoz-Basols у Salazar 2019).

Por ultimo, mas alia de la morfologia, en el nivel puramente grafico, hemos optado por la escritura mas extendida, e-Research, con guion у con R mayuscula, para conservar la carga visual que evoca esta grafia a nivel global.

 
Source
< Prev   CONTENTS   Source   Next >