El Entorno Personal de Investigación (EPI)

Cuando utilizamos las TIC para aprender о para investigar, gestionamos la information у las herramientas de comunicacion que consideramos que nos van a ayudar en el proceso. De este modo, cada persona va configurando su propia estacion de trabajo (workstation) (Millan 1999a), que es la oficina virtual donde guardamos las obras de referenda, las lecturas de investigacion, las herramientas para la escritura academica у los sistemas de comunicacion, y, aiin mas importante, donde encontra- mos todos estos recursos cuando los necesitamos. Configurar la estacion de trabajo tecnologica es, pues, fundamental para gestionar el flujo de trabajo (workflow) у desarrollar la investigacion de manera agil у precisa.

Del EPA al EPI

Nuestra oficina personal digital puede recibir diferentes denominaciones, con sus correspondientes siglas. Desde la perspectiva de la didactica, recibe el nombre de Entorno Personal de Aprendizaje (EPA) o, si la atencion se centra en la dimension social, Red Personal de Aprendizaje (RPA). Ambas denominaciones se emplean con frecuencia en su forma original en ingles cuando se escribe en lengua espanola, sobre todo si se manejan solo las siglas: PLE (Personal Learning Environment) у PLN (Personal Learning Network). En este entorno de aprendizaje (Castaneda у Adell 2013) organizamos los materiales didacticos, las obras de referenda, los recursos audiovisuales у todo lo que consideramos que nos puede servir para nuestra activi- dad сото docentes о aprendices, a la vez que gestionamos nuestra presencia en las redes, que puede ser activa (si enviamos mensajes о compartimos informacion) о solamente receptora (si nos limitamos a recibir у leer noticias procedentes de las redes sociales relacionadas con aquello que estamos aprendiendo о enseiiando).

Puesto que el presente volumen no se centra en la ensenanza-aprendizaje sino en la investigacion, iremos mas alia del EPA para ocuparnos del Entorno Personal de Investigacion (EPI) (en ingles, Personal/Virtual Research Environement, PRE) (Allan 2009; Lopera 2014) y, en su version social, la Red (o portal) Personal de Investigacion (RPI) (Pena-Lopez, Corcoles у Casado 2006; Pena-Lopez 2008, 2009, 2013) (en ingles, Personal Research Network, PRN). Se entiende por EPI el entorno en el que cada persona organiza las tecnologias que maneja para investigar (y si ademas crea у mantiene su identidad academica en la red, estaremos hablando de una RPI).

Con la voluntad de ayudar en la gestion de dicho EPI, a partir del capitulo 3 nos centraremos en las fases у los procesos implicados en la investigacion en torno al espanol сото LE/L2, para, por una parte, explicar сото pueden ayudar las tecnologias y, por otra, presentar ejemplos concretos que sirvan de inspiration. Se atendera, pues, a la localization de las fuentes de referenda relacionadas con el espanol LE/L2 (capitulo 3), a la gestion de dichas fuentes (capitulo 4), a las redes sociales academicas (capitulo 5), a los corpus textuales (de nativos у de aprendices, capitulos 6 у 7), a los corpus orales (capitulo 8), у a la publication у visualization de los resultados de la investigacion (capitulos 9 у 10). De este modo, confiamos en que el lector tome conciencia de los diferentes elementos que pueden ir confor- mando su EPI у consiga gestionarlo de la mejor manera de acuerdo con sus necesi- dades, sin olvidar que ese entorno personal se encontrara siempre en una version “beta permanente” (Pena-Lopez, Corcoles у Casado 2006; Fumado Abad 2015).

De la infoxicación a las folcsonomías

Asi pues, dada la complejidad que entrana el proceso de investigacion en la era digital (Barnett 2000), es evidente que de сото gestionemos nuestro EPI/RPI dependent que nos veamos mas о menos desbordados en nuestro dia a dia aca- demico. En consecuencia, la saturation de informacion a la que nos somete la red, es decir, la infoxicacion (infoxication о information overload) (Cornelia 1996), sera una reflexion transversal que estara presente de un modo u otro en todos los capitulos de este volumen. Por eso, у porque ya se ha tratado esta cuestion en otros trabajos previos (Cruz Pinol 2014a, 2014b), no le vamos a dedicar aqui un capitulo en exclusiva. Sin embargo, creemos pertinente recordar desde estas paginas introduc- torias el papel destacado que ocupan los marcadores sociales сото recurso para sobrevivir al ruido informacional.

Se conocen сото marcadores sociales (social bookmarking tools) unos sistemas online para guardar, etiquetar y, si se desea, compartir la informacion que vamos seleccionando mientras navegamos por la red. En una rica entrada de la Wikipedia en ingles (Wikipedia 2020a) se recuerda que fue la aplicacion Delicious la que popularizo el concepto de marcador social, unido al de etiqueta (tag). Hoy en dla existen muchas aplicaciones que han superado a Delicious у el uso de los marca- dores sociales esta consolidado entre los usuarios avanzados de la red.

Los marcadores sociales son fundamentales para el desarrollo de la denominada Competencia para Manejar la Informacion (CMI), especialmente cuando se trata de preparar trabajos de investigacion (Lopez Garcia у Figueroa Celis 2011). En los marcadores sociales, las etiquetas (tags) adquieren un papel crucial, pues sirven para que cada usuario vaya marcando con sus propias palabras clave las paginas que le parezcan relevantes para su investigacion, de manera que, en el future, dichas tags le serviran para recuperar у compartir la informacion cuando la necesite de nuevo (Golder у Huberman 2006). Asimismo, la libertad en el uso de las tags permite que cada usuario utilice los marcadores sociales para configurar su EPI mediante un sis- tema personal de etiquetas que se denomina folcsonomia (folksonomy), un termino que al parecer acufto Thomas Vander Wal (Wal 2005, 2007). En la vertiente social (la que nos llevaria a hablar de RPI), el hecho de poder compartir con quien desee- mos aquellas paginas web que hemos guardado bajo una determinada tag se ha rela- cionado con la actividad que en los museos vienen desarrollando los curadores de contenidos (content curator) (Bhargava 2009; Guallar у Leiva Aguilera 2013; Guallar 2014; Gil 2015). En definitiva, los marcadores sociales y, con ellos, las folcsonomias son una herramienta esencial para sobrevivir a la infoxicacion у gestionar el EPI.

 
Source
< Prev   CONTENTS   Source   Next >